vividos, viajados o sencillamente imaginados






domingo, 6 de junio de 2010

todo igual, supongo

"Tal vez en el principio
el tiempo y lo visible,
inseparables hacedores de la distancia,
llegaron juntos
borrachos
golpeando la puerta
justo antes de amanecer.

Con las primeras luces pasó su embriaguez,
y tras contemplar el día,
hablaron
de la lejanía, del pasado, de lo invisible.

Hablaron de los horizontes que rodean todo
lo que todavía no ha desaparecido."


John Berger, Algunos pasos hacia una pequeña teoría de lo visible.



Todo permanece, creo.

Si algo ha desaparecido, no me he dado cuenta.
La luz a la salida del túnel llena los ojos de chiribitas que impiden retener cualquier silueta. Es el blanco que todo lo contiene, tentador mientras invita a elegir la imagen. Como la escultura que hay que saber sacar de su escondite en el bloque de mármol. Esta luz vital a veces desorienta, una ceguera momentánea que no se deja engañar.

Todo sigue donde estaba.

6 comentarios:

el zurdo dijo...

Me alegro.

BLANCO dijo...

Sí, todo permanece. Hasta el olvido.

Me gustó.

Icíar dijo...

Todo permanece o nada permanece, o puede que no sea una cuestión de permanencia, sino de lo que significa el todo o la nada para cada uno.

No consigo seguirte del todo, pero me gustan tus expresiones: la luz cegadora al salir del túnel, que de momento, por muy poco tiempo, no te deja ver lo que ya está; la escultura que ya está en el bloque de mármol, esperando a ser sacada, etc, etc.

Te contaré un chiste real: un jardinero que me caía tan bien, quería sacarse el carnet de conducir. Esa era su ilusión. Pero ... ¡no sabía leer ni escribir!¡Vaya dilema!.
Bueno, en su empeño, va a clases de teórico a la vez que a clases particulares.

Me decía: "¡yo conocía las letras, la "a", la "b" ... lo único que me faltaba era juntarlas un poco!"
Me harté a reír con él.

En fin, un poquito me pasa a mí eso con esta entrada. Entiendo las frases sueltas, pero no consigo unirlas del todo. Pero me gusta.

Un abrazo

madison dijo...

Todo permanece, sí, pero lo mismo no lo vemos igual.

Que genial entrada

Bel M. dijo...

Claro, en el blanco todo permanece, como en el de Malevitch. Me ha gustado mucho esta entrada, ese diálogo con palabras e imágenes con el poema de Berger, con esa teoría, pequeña, de lo visible.
Un abrazo.

paisajescritos dijo...

Gracias, llevo el ritmo más pausado, porque todavía sigo viendo en blanco. Confío en seguir viendo las cosas igual e incluso mejor.